miércoles, 1 de febrero de 2012

ANEMIA


Esta entrada quiero dedicársela a todos los que teneis anemia.La anemia es un rango que hay que tenerle mucho respeto,no dejarlo de lado.
El hierro es un mineral presente en todas las células del organismo y que desarrolla numerosas funciones vitales. Un desequilibrio de hierro, ya sea por déficit o por sobrecarga, puede afectar a múltiples órganos. La anemia por deficiencia de hierro, también conocida como anemia ferropénica (reducción de los niveles de hierro en la sangre), puede estar motivada por la no absorción de hierro en el tracto digestivo, por sangrado crónico o por la ausencia de este mineral en la dieta. La última causa suele ser la causa mas frecuente.
Los grupos de población con riesgo de carencia de hierro son los niños de 6 meses a 2 años, los adolescentes y las mujeres en edad fértil, durante el embarazo y la lactancia. También pueden desarrollar anemia las dietas vegetarianas estrictas y las hipocalóricas frecuentes. Aunque el tratamiento principal de la anemia ferropénica es la administración oral de hierro, también es recomendable aumentar la ingesta de alimentos ricos en este nutriente y asegurar su máxima absorción.
Suplementos de hierro
Si se toman suplementos de hierro, es recomendable ingerirlos:
• Entre comidas, ya que la absorción aumenta cuando el estómago está vacío.
• Acompañados de zumo de naranja, porque la vitamina C favorece la conservación del hierro e incrementa la absorción.
Hierro de origen animal o vegetal
El hierro que ingerimos a través de la alimentación puede ser de origen animal (hemo) o vegetal (no hemo). El tipo de hierro que mejor se absorbe es el de origen animal que contienen las carnes rojas, el pavo, el conejo, hígado, el pescado (sardina, pescadilla, lubina, rape), los crustáceos (almejas, chirlas, berberechos, mejillones) y la yema de huevo.
Los alimentos de origen vegetal ricos en hierro son las verduras de hoja: espinacas, acelgas, lombarda, perejil, y las legumbres. Dentro de los frutos secos, los mas ricos en hierro son los pistachos y las pipas de girasol. Este hierro de origen vegetal se absorbe en poca cantidad porque los vegetales contienen sustancias que lo dificultan: el ácido fítico (presente en lentejas, garbanzos y cereales integrales), el ácido oxálico (contenido en espinacas, acelgas, coles, espárragos y chocolate), los taninos (se hallan en el té, el café y los vinos).
El hierro en otros nutrientes
La vitamina C, presente en los cítricos (naranja, mandarina, kiwi, pomelo, fresa), el tomate, el pimiento y el perejil, ayuda a la absorción del hierro. Por ello, para subir los niveles de hierro se recomienda combinar unos garbanzos con ensalada de tomate y pimiento o unas lentejas con una naranja de postre.
Otro dato a tener en cuenta a la hora de diseñar para combatir la anemia ferropénica es no abusar de los productos con calcio, ya que este mineral puede disminuir su absorción de hierro.
Consejos prácticos
Combinar en un mismo plato una carne o pescado con un alimento vegetal rico en hierro.
Añadir perejil y limón exprimido a los aliños de las verduras, las carnes y los pescado.
Tomar de postre frutas frescas cítricas (naranja, mandarina, kiwi, fresa) o zumos de cítricos recién exprimidos.
Reducir la ingesta de café, té, vino y vinagre.
No abusar del consumo de pan integral, salvado y cereales integrales. Limitar el uso de suplementos de fibra
Realizar una dieta variada en la que no falte cualquier tipo de carne (especialmente ternera y cordero), almejas, mejillones, legumbres, frutos secos y verduras de hoja verde.
Separar el aporte de lácteos (leche, yogur, queso) de las comidas principales ricas en hierro.
Favorecer el consumo de alimentos enriquecidos en hierro, como los cereales de desayuno.
El hierro en los alimentos
Este mineral se encuentra distribuido en numerosos alimentos, sin embargo, no todo el hierro presente en los alimentos es igualmente biodisponible, es decir, no todo el hierro se absorbe de igual manera. De hecho, se estima que sólo un 10-15% del hierro presente en la dieta es absorbido por el intestino.
Existe dos tipos de hierro:
Hierro hemo: es el presente en los alimentos de origen animal, ya que es el que se encuentra en la hemoglobina y mioglobina principalmente. Tiene una alta biodisponibilidad, representando más de un tercio del hierro absorbido.
Hierro no hemo: se encuentra en los alimentos de origen vegetal y en los alimentos enriquecidos con hierro, y representa la mayor parte del hierro de la dieta. Sin embargo, su biodisponibilidad es muy baja, ya que se encuentra en una forma que hace que pueda interactuar con otros componentes de los alimentos afectando a su absorción.
Por otro lado, los alimentos contienen componentes que pueden activar o inhibir la absorción del hierro, influyendo así en los niveles de este mineral en el organismo. De hecho, la presencia de estos activadores o inhibidores puede afectar hasta 10 veces a la absorción del hierro no hemo. Algunos de ellos son:
• Activadores de la absorción de hierro: ácidos de las frutas, como el cítrico, ascórbico o málico y la proteína de los tejidos animales (carne, pescado, aves).
• Inhibidores de la absorción del hierro: algunos minerales como el calcio,manganeso, algunas proteínas del huevo, fitatos (presentes en legumbres, cereales integrales), oxalatos (en espinacas) y taninos del café, té, cacao y algunos vegetales.
El mito de la espinaca
Desde siempre hemos oído decir que las espinacas son muy ricas en hierro. No en vano, Popeye fomentaba el consumo de esta versátil verdura de hoja verde entre los niños. Sin embargo, la fama de la espinaca se debe a un error de cálculo, que ha hecho que durante años este vegetal gozase de una fama desmesurada que, sin ánimo de menospreciarlo, no se merecía. Existen otros alimentos con mucha mayor cantidad de hierro que la espinaca, por ello es mejor incorporarlos en la alimentación cuando sea necesario incrementar su aporte. Estos son los pricipales alimentos ricos en hierro:
Lista de alimentos ricos en hierro
Carnes rojas magras: ternera, buey.
Mariscos de concha: sobretodo berberechos, almejas y mejillones.
Hígado.
Frutos secos: nueces, pistachos, almendra tostada.
Sésamo.
Verduras de hoja verde: berros, acelgas, espinacas...
Legumbres: lentejas, garbanzos, guisantes, germinado de lenteja.
Productos integrales: trigo, pan, arroz, pan de avena
Alimentos a evitar
Durante el consumo de alimentos ricos en hierro es preferible que te abstengas de tomar los siguientes productos:
Café.
Té.
Yema de huevo.
Leche.
Fibra (suplementos).
Proteína de soja.
Recomendaciones para prevenir la deficiencia de hierro
Una alimentación variada y equilibrada aporta el hierro suficiente para evitar deficiencias. Sin embargo, existen grupos poblaciones que requieren especial atención debido a sus necesidades especiales, como los niños y lactantes, adolescentes, mujeres en edad fértil, embarazadas y ancianos. Fomentar la lactancia maternaen los bebés, y el consumo de alimentos ricos en hierro, en combinación con aquellos que contienen potenciadores de la absorción del hierro garantizará unas reservas óptimas de este mineral. Aquí tienes algunas recomendaciones para conseguirlo:
Consumir carnes rojas magras una vez a la semana: la presencia de hierro hemo y de proteínas animales potenciará la absorción del mineral.
Combinar el consumo de aves, pescados y huevos durante el resto de la semana como fuente de proteínas y hierro.
Incluir legumbres al menos una vez a la semana.
Utilizar mariscos de concha en las recetas con pasta, arroz, ensaladas.
Evitar consumir en la misma comida alimentos ricos en hierro con aquellos que contienen inhibidores.
Potenciar el consumo de alimentos ricos en vitamina C (naranja, mandarina, kiwi) como postre cuando se consuman alimentos ricos en hierro.
El déficit de vitamina B12 puede producir tanto anemia megalobástica como demencia. El tratamiento con vitamina B12 es el específico de la anemia megalobástica y de la citada demencia, en la que puede mejorar total o parcialmente el cuadro neurológico.
Frotis de sangre periférica: destaca la anisocitosis de la serie eritroide con presencia de poiquilocitos y macroovalocitos y la hipersegmetación nuclear del neutrófilo segmentado (pleocariocito). Todo ello conforma el cuadro morfológico típico de la Anemia Megaloblástica.
Frotis de medula ósea: médula hipercelular con patrón estructural granulado de la cromatina en las tres series, megaloblastos, metamielocitos gigantes y cuerpo de Howell-Jolly, . Todos ellos son índices del déficit madurativo hematopoiético propio de la Anemia Megalobástica.
Podria hablaros horas de la anemia, pero so pongo lo mas importante para que todoel mundo que se le diagnostique Anemia, no lo deje de lado y tome las precauciones correspondiente, espero haberos ayudado.

3 comentarios:

Claudia Hernández dijo...

Mi suegra la sufre de manera crónica, la verdad siempre tiene que estar al tanto... muy informativo tu post.
Saludos

'Le ricette dell'Amore Vero' di Claudia Annie dijo...

wooooooooooow che delizia! complimenti, un bacio :)
ps: ho realizzato un nuovo concorso "Fashion Food": in premio 100 euro di shopping! Ti aspetto :)

Anónimo dijo...

Buenas tardes! soy una mujer de 27 años y quería decir que tengo anemia desde mi adolescencia.
Aveces me ha dado la sensasión que la he combatido porque el cabello se cae menos y me mareo mucho menos.
Pero actualemnte me vuelve a suceder estos síntomas citados con anterioridad.
Soy una persona practicamente vegetariana, entonces, me resulta mas dificil combatir la anemia.
Realizo lentejas una vez a la semana e incorporo muchas zanahorias en los alimentos, hasta en el hervido.
Me gustaría que me recomendaras algún método para combatir la anemia de forma mas eficaz.
Muchas gracias.

MIS BLOG AMIGOS

Fish